Rutina inicial: Memoria funcional

“Según un siglo de investigación, para transformar el modo en el que aprendemos, debemos enfocarnos en obtener información, una estrategia conocida como práctica de recuperación.”

Agarwal and Bain, Powerful Teaching - Unleash the Science of Learning ( Enseñanza efectiva- Mostrar la ciencia del aprendizaje)

 ¿Qué es la memoria funcional?

La memoria funcional se describe como la habilidad de utilizar la información que almacenamos en la memoria para resolver un problema o realizar una tarea. Los estudiantes con una memoria funcional poco desarrollada tienen problemas en la clase. Sabemos que los estudiantes que son capaces de enfocarse y prestar atención pueden retener información más fácilmente comparado con aquéllos que tienen un déficit de atención. 

Mark katz, autor de “Classroom Strategies for Improving Working Memory” ( Estrategias en el aula para mejorar la memoria funcional) comparte buenas noticias, “con entrenamiento y práctica, los niños pueden aprender a desarrollar las habilidades de memoria funcional, organización, así como otras estrategias para convertirles en estudiantes independientes y ayudarles a desarrollar todo su potencial académico.”


¿Cómo se mejora la memoria funcional?

Como educadores, gastamos mucho tiempo y energía tratando de proveer información a nuestros estudiantes. Sin embargo, es el proceso de extracción de información, conocido como “práctica de recuperación” el que transforma el aprendizaje. Por ello, animamos a los maestros a empezar cada lección, o cada día, con una reflexión de un objetivo de una lección o lecciones previas ( el "aprendizaje espaciado” es recordar y repasar información que ya se ha estudiado hace tiempo). Esta rutina inicial da a los maestros la oportunidad de revisar y volver a enseñar conceptos, mientras los estudiantes tienen la opción de resolver dudas que todavía puedan tener. Esta rutina incrementa el número de veces que los estudiantes están expuestos al material estudiado, lo cual les ayuda a retener y recordar la información.

“Los educadores deberían encontrar formas de exponer a los estudiantes a la información estudiada varias veces, al menos tres…idealmente en un intervalo de tiempo de no más de dos días.”

Marzano, Classroom Instruction That Works ( Enseñanza efectiva en el aula)

Los maestros pueden emplear una rutina diaria simple y predecible para mejorar la memoria funcional de los estudiantes. Este proceso les ayuda a recuperar información aprendida y recordarla, para así poder hacer conexiones con lo que están aprendiendo en ese momento.


Rutina

Dé a los estudiantes una pregunta o un tema para escribir, es lo que llamamos “actividad de partida” en el Organized Binder  y pida que lo respondan. La pestaña 2 de la carpeta , identificada como “Reflexión diaria”, es donde los estudiantes guardarán sus reflexiones diarias/semanales.

Empezar con la “práctica de recuperación” también ofrece la oportunidad de autoevaluación y reflexión sobre su propio aprendizaje. En el Organized Binder lo llamamos “ casilla de verificación o comprobación”. Cuando los estudiantes terminen de contestar a la pregunta, valorarán su trabajo con una escala de 1 a 5. Un “1” representa que el estudiante necesita ayuda, mientras que un “5” implica que lo entiende y que no necesita ayuda. Esto es simplemente una actividad metacognitiva que sirve de práctica a los estudiantes, pero no constituye una forma de evaluación para el maestro. Se recomienda que todos los estudiantes, incluyendo aquellos que tengan dificultades con la materia, participen en las rutinas de aprendizaje. 

El diseño y manera en la que se van a realizar las reflexiones es totalmente adaptable a cómo los maestros lo quieran llevar a cabo. En el sistema del Organized Binder se escribirán en un una hoja semanal llamada “ Agenda semanal”. Utilizar una sola hoja para todas las reflexiones de la semana facilita que los estudiantes puedan entregar dichas reflexiones y que los maestros las puedan revisar y devolver para que los estudiantes las archiven en la pestaña o sección 2 en su archivador o carpeta. En la foto de abajo pueden ver un ejemplo de una actividad de partida en la parte superior de los apuntes de un estudiante y una agenda semanal.


En resumen

  • Empiece con una pregunta y dé tiempo a los estudiantes para que piensen y ejerzan la práctica de recuperación de sus conocimientos y así hagan conexiones con lo que están aprendiendo.
  • Los estudiantes deben escribir la pregunta y su respuesta. Si usted es consistente con esta práctica,los estudiantes crearán y tendrán a su disposición una sólida fuente de recursos en la pestaña 2 de su archivo o carpeta.
  • Anime a sus estudiantes a usar lenguaje académico en sus reflexiones.
  • Si desean una reflexión más profunda por parte de los estudiantes, considere las preguntas y temas que les vaya a dar. En la mayoría de los casos, la calidad de las respuestas de los estudiantes está directamente relacionada con las preguntas de los maestros.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

¿Cuánto tiempo debería dar a los estudiantes para que completen la reflexión? ¡Excelente pregunta! No hay un tiempo específico para contestar ya que cada clase y grupo de estudiantes es diferente. Les recomendamos que comiencen dando suficiente tiempo para asegurarse de que puedan contestar. Según se vayan familiarizando con la rutina, podrán ir reduciendo el tiempo. Si dan poco tiempo, normalmente resultará en respuestas poco elaboradas por parte de los estudiantes. ¿De dónde saco tiempo para leer las reflexiones de mis estudiantes? Entendemos perfectamente lo difícil que es para los educadores encontrar tiempo para todo lo que hay que hacer. Sin embargo, les animamos a que intenten buscar el tiempo para desarrollar esta función ejecutiva. Si se compromete a recoger las reflexiones semanales, leerlas, comentarlas y devolverlas a sus estudiantes, le prometemos que transformará su visión del progreso de sus estudiantes. Toda esta información le ayudará a prepararse para las siguientes lecciones y ajustar su enseñanza basándose en las necesidades de sus estudiantes. ¡Les retamos a que lo intente! Quiero que las reflexiones de mis estudiantes sean más valiosas y profundas. Típicamente, las respuestas poco elaboradas de los estudiantes son consecuencia de la pregunta que se les hace y del tiempo que tienen para responder. Puede reconsiderar las preguntas para promover reflexiones más profundas y elaboradas. Si califico las reflexiones de los estudiantes, ¿en qué categoría debería poner la calificación? La mayoría de los maestros les dan puntos en la categoría de “participación en clase”. ¿Debería hacerles comentarios en las reflexiones de los estudiantes? Si es así, ¿cuánta información debería incluir? ¡Excelente pregunta! Sí,por favor, asegúrese de leer y comentar las reflexiones de los estudiantes. Los comentarios normalmente son breves para ahorrar tiempo. Una simple marca de verificación (✓) o una carita feliz es suficiente para que los estudiantes sepan que las han leído. A veces, se necesitará hacer comentarios más extensos. ¿Cuánto tiempo debería tardar en devolver las reflexiones a los estudiantes? Lo ideal sería devolverlas lo antes posible. Sería perfecto pedirles las reflexiones el último día de la semana, leerlas y devolverlas al inicio de la siguiente semana.Es bueno para ellos leer tus comentarios y sugerencias lo antes posible.

Antes de continuar con la siguiente lección...

La práctica de recuperación que consiste en recordar hechos y conceptos que ya conocemos, es una estrategia más eficaz que simplemente releer o revisar… Si se practica la estrategía de elaboración, no hay límites a lo que uno puede aprender. Esta estrategia consiste en el proceso de entender un concepto nuevo, expresando las ideas en tus propias palabras o conectando el material nuevo con conceptos que ya conoces.”

Brown, Roediger, McDaniel, make it stick - The Science of Successful Learning ( La ciencia del aprendizaje exitoso)
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram